Cómo elegir el corte de cabello ideal según la forma de tu rostro

Inicio » Cómo elegir el corte de cabello ideal según la forma de tu rostro

¿Te has preguntado alguna vez por qué ciertos cortes de cabello se ven impresionantes en algunas personas y en otras no tanto? La respuesta podría estar en la forma de tu rostro. Elegir el corte de cabello adecuado puede ser una tarea desafiante, pero con el conocimiento correcto, podrás destacar tus mejores características y sentirte más segura y atractiva. En este artículo, te guiaremos paso a paso para descubrir cómo elegir el corte de cabello ideal según la forma de tu rostro, y así, lograr un look que no solo esté a la moda, sino que también realce tu belleza natural.

Identifica la forma de tu rostro

Para empezar a elegir el corte de cabello perfecto, es fundamental identificar la forma de tu rostro. Existen diferentes formas, como redondo, ovalado, cuadrado, rectangular, en forma de corazón y diamante. Para determinar la tuya, toma una regla y mide tu frente, tus pómulos, tu mandíbula y la longitud de tu rostro.

  • Rostro ovalado: Este es considerado el tipo de rostro más versátil para los cortes de cabello. Si tienes un rostro ovalado, ¡estás de suerte! La mayoría de los cortes te quedarán bien.
  • Rostro redondo: Busca cortes que alarguen tu rostro. Evita los cortes muy cortos o los flequillos pesados.
  • Rostro cuadrado: Opta por cortes que suavicen las líneas de tu mandíbula. Los cortes en capas y los flequillos despeinados son una buena opción.
  • Rostro rectangular: Elige cortes que aporten volumen a los lados de tu rostro y que no sean demasiado largos.
  • Rostro en forma de corazón: Los cortes en capas que aporten volumen en la parte inferior del rostro son ideales.
  • Rostro diamante: Los cortes que añaden anchura en la parte superior e inferior del rostro y que estrechan en la zona de los pómulos son los más favorecedores.

Considera tu tipo de cabello

Una vez identificada la forma de tu rostro, es el momento de tener en cuenta tu tipo de cabello. No todos los cortes quedan bien con todos los tipos de cabello, así que presta atención a la textura y densidad de tu cabello.

  • Cabello liso: Si tienes el cabello liso, puedes optar por cortes rectos o en capas. Evita los cortes demasiado cortos si tienes el cabello fino, ya que puede hacer que se vea más delgado.
  • Cabello ondulado: Los cortes en capas son ideales para el cabello ondulado, ya que aportan movimiento y definición.
  • Cabello rizado: Opta por cortes que permitan definir tus rizos y que no los apelmacen. Las capas largas son una excelente opción.
  • Cabello grueso: Si tienes el cabello grueso, evita los cortes demasiado cortos o en capas, ya que pueden añadir volumen extra.
Relacionados:  Cómo saber si te queda mejor el pelo largo o corto

Ten en cuenta tu estilo de vida y personalidad

Finalmente, es esencial considerar tu estilo de vida y personalidad a la hora de elegir un corte de cabello. Si llevas una vida muy ajetreada y no tienes mucho tiempo para peinarte, opta por un corte fácil de mantener. Si eres una persona atrevida, quizás quieras probar con un corte más audaz y moderno.

  • Estilo de vida activo: Los cortes cortos y fáciles de peinar son ideales para personas con un estilo de vida activo.
  • Personalidad audaz: Si te gusta experimentar y no tienes miedo a los cambios, los cortes modernos y atrevidos son para ti.
  • Estilo clásico: Si prefieres un look más clásico y atemporal, opta por cortes sencillos y elegantes.

Recuerda que elegir el corte de cabello adecuado puede hacer una gran diferencia en cómo te ves y cómo te sientes. Tómate el tiempo necesario para identificar la forma de tu rostro, considera tu tipo de cabello y reflexiona sobre tu estilo de vida y personalidad antes de tomar una decisión. Con estos consejos, estarás un paso más cerca de encontrar el corte de cabello ideal para ti.

o se note la grasa del pelo?

Para evitar que se note la grasa en el cabello, es importante seguir una rutina de cuidado adecuada. Aquí hay algunos consejos que podrían ayudar:

  1.  Lava el cabello regularmente: El primer paso para evitar que se note la grasa en el cabello es mantenerlo limpio. Lávalo con un champú suave y adecuado para tu tipo de cabello. Evita utilizar productos demasiado grasos o acondicionadores pesados.
  2.  No te laves el cabello con demasiada frecuencia: Aunque pueda parecer contradictorio, lavar el cabello en exceso puede estimular las glándulas sebáceas a producir más grasa. Intenta espaciar los lavados para permitir que el cuero cabelludo se equilibre naturalmente.
  3.  Utiliza champús secos: Los champús secos son una excelente opción para absorber el exceso de grasa en el cabello. Rocía un poco de champú seco en las raíces y masajea suavemente para distribuirlo. Esto ayudará a que el cabello se vea más fresco y limpio.
  4.  Evita el uso excesivo de productos para peinar: El uso excesivo de productos como geles, ceras o sprays puede hacer que el cabello se vea más grasoso. Intenta utilizar solo la cantidad necesaria y opta por productos ligeros y libres de aceite.
  5.  No toques demasiado tu cabello: Evita tocar o peinar tu cabello constantemente, ya que esto puede transferir la grasa de las manos al cabello. Además, cepillar el cabello con demasiada frecuencia puede estimular las glándulas sebáceas y hacer que produzcan más grasa.
  6.  Evita el uso de agua caliente: El agua caliente puede estimular las glándulas sebáceas a producir más grasa. Intenta lavar tu cabello con agua tibia o fría para mantener el equilibrio natural de grasa en el cuero cabelludo. Considera el uso de vinagre de manzana: El vinagre de manzana diluido en agua puede ayudar a equilibrar el pH del cuero cabelludo y reducir la producción de grasa. Utiliza una mezcla de una parte de vinagre de manzana y tres partes de agua como último enjuague después del lavado del cabello.
Relacionados:  Qué color de pelo queda bien a los 60 años

Cada persona tiene un tipo de cabello diferente, por lo que es importante experimentar y encontrar la rutina que funcione mejor para ti. Si la grasa en el cabello persiste o empeora, es recomendable consultar a un dermatólogo o a un estilista profesional.

Scroll al inicio